Blog de notengodios

Literatura

EL CONFERENISTA

Escrito por notengodios 11-10-2015 en Cultura general. Comentarios (0)

  Enoc Sánchez

enocsa_@hotmail.com

Alarico me contó que en cierta oportunidad debió dar una conferencia en un moderno y enorme auditorio sobre  “Ideas para fortalecer la autoestima de los individuos”. Cuál no sería su sorpresa que al encontrarse frente al numeroso público entró en pánico y de momento, todo lo que tenía en mente lo olvidó. Trató de iniciar con un “buenos días” pero a su magín bloqueado no le llegó una palabra para articular. Ante menudo inconveniente, por esos mecanismos inexplicables del cerebro, el hombre del paraninfo se puso a llorar de manera desconsolada. Los plañidos fueron escuchados con estupor por los presentes en el acto. Su sorpresa fue mayor cuando inesperadamente vio y escuchó los rostros desconsolados de los asistentes y los gemidos proferidos en voz alta por aquellos. Me contó el conferencista que ante tal espectáculo se sintió extrañado, impedido de tomar una decisión. Ciertamente, el cerebro busca caminos inexplicables para soslayar situaciones inopinadas de la cual él era protagonista. Repentinamente, ante tal extrañeza, su rostro azorado y lacrimoso pasó a uno exultante y comenzó a reír estentóreamente ante la visión inexplicable. De inmediato el público reaccionó ante el cambio imprevisto de humor del conferencista y tal como éste lo hacía, se escucharon en el auditorio estrepitosas carcajadas provenientes de los asistentes.  Alarico no entendió nada de lo sucedido, carente de una expectativa, del regocijo manifiesto pasó al susto y se puso de pie para abandonar el anfiteatro. En el momento de levantarse del asiento recibió una aclamación acompañada de eufóricos aplausos de los presentes en el auditorio, llenándolo de encomio y reconocimiento por su excelente intervención. 


Un futuro difuso

Escrito por notengodios 25-01-2015 en Cultura general. Comentarios (0)

    Enoc Sánchez

enocsa_@hotmail.com

 – Papá, mamá ¿por qué estamos encerrados en esta jaula y esa gente nos mira de forma tan rara?

  La madre no le contestó dado que tenía la boca llena con los alimentos  lanzados dentro de la celda por los curiosos. El padre un poco resignado por la situación de la familia tomó la palabra:

   – Hijo, somos de los pocos sobrevivientes de un grupo llamado raza humana e inteligente. Ésta vivió y reinó hace más de treinta millones sobre la Tierra y se extinguió una gran parte de esa especie. Ahora solo quedamos unos pocos; nos cazan y nos exhiben como seres extraños ante los nuevos habitantes del planeta.


EL MANCO

Escrito por notengodios 24-11-2014 en Cuento. Cultuura general. Comentarios (0)

Enoc Sánchez

enocsa_@hotmail.com

Ildemaro daba la vida por la ropa de marca y de todos aquellos abalorios que, según la modernidad, proporcionaban prestigio a sus poseedores. Sería un hombre de éxito, por eso decidió comprarse un Rolex de 12 000 dólares, todos sus ahorros. Le informé de lo absurdo de tal decisión, un reloj para lo único que sirve era para dar la hora y la fecha, según le indiqué por si lo desconocía. No escuchó mis consejos. Cierta noche, llegando a su casa unos malvivientes, con un machete, le cortaron el brazo para robarle la ostentosa y costosa joya, llevándose, junto a ésta su insustituible extremidad. Cuando despertó en el hospital, manco y apesadumbrado buscó su celular para mirar la fecha y la hora.


Dios, yo te perdono

Escrito por notengodios 12-10-2014 en Cuento breve. Comentarios (0)

  Enoc Sánchez

enocsa_@hotmail.com

No profeso ninguna religión, me declaré ateo hace mucho tiempo,  pero es indiscutible, el legado artístico  de las religiones. Las catedrales,  mezquitas, pagodas, sinagogas, estupas…tanto en su parte externa como en la interna tienen elementos de artes dignos de conservar para el deleite de las generaciones futuras. Cierta vez,  en una de mis viajes por España, cuando me encontraba caminado por Barcelona, decidí entrar a la Catedral Santa María del Mar una hermosa iglesia gótica catalana. No me importaba el servicio de la misa, sólo deseaba regocijarme con las hermosas obras de creación ubicadas dentro de la iglesia. Por fortuna estaban ofreciendo la misa en español y no en el idioma de la región. Sólo atiné escuchar cuando el sacerdote desde el pulpito sermoneó:

  – Deben pedirle perdón a Dios por el pecado de la lujuria, por la gula, por las tentaciones del diablo difícil de vencer, por la poca colaboración de ustedes para el mantenimiento de este sacro monumento, por los malos pensamientos, por sus malos hábitos, por la codicia por el dinero….

  El clérigo iba a continuar con los perdones cuando un joven irreverente lo interrumpió, se paró con un megáfono  debajo de púlpito y comenzó arengar:

  – Padre, yo perdono a Dios por haberme hecho tan imperfecto: por las calamidades a las que somete a los hombres, mujeres y niños del planeta; por haberme hecho tan débil ante las sabrosas tentaciones; por no haber detenido nunca las muertes durante las guerras interminables del planeta, el crimen, la violencia y por lo tantos sufrimientos. Por eso padre…yo perdono a Dios...por favor, llévele mi mensaje

  Hubo un murmullo entre los feligreses, parecía que algunos estaban de acuerdo con el joven insolente y el hombre del púlpito sentenció:

  – Eso es una blasfema.

  El mozo algo desfachatado agarró el altavoz y expresó  convencido:

  – Padre, yo no creo en Dios, y quien no cree no puede blasfemar.

  Antes que lo fueran a echar de la casa de Dios el joven se retiró tranquilamente.


Católica practicante

Escrito por notengodios 06-10-2014 en Cultura general. Comentarios (0)

  Enoc Sánchez

enocsa_@Hotmail.com

La única manera que una dama no difunda el secreto de una amiga es porque lo ignore. Eso lo digo por una razón. Anteriormente afirmé que en oportunidades es como casi imposible evitar escuchar conversaciones ajenas, todavía mejor, cuando los interlocutores están próximos y más aún, si la plática es interesante. Esto me pasó en un café, lamentablemente no conocí el nombre de las protagonistas, pero por fortuna sí el de la víctima. La parte del diálogo entre dos amigas, escuchada por imprudencia mía, fue:

  – Qué católica practicante del carajo va a ser La Tati, si todas sabemos su historia. No se casó virgen, lleva tres divorcios, recientemente se hizo un aborto de uno de los amantes, según ella, olvidó tomarse la pastilla del día después, nunca se confiesa, se la pasa hablando mal de los demás…Eso sí, el cura recibe, sin ningún reparo, un cheque que le lleva mensualmente esa pervertida y también, nunca le falta la botella de vino de consagrar.

  Pagué el consumo, me levanté de la silla sonreído, pensando en algunos de los yerros de ciertas católicas practicantes. Si el Vaticano desbautizara a quienes contradicen sus disposiciones, dentro del seno de la Iglesia quedarían muy pocas damas y pocos caballeros.